Profesionales en atención telefónica «Una llamada telefónica puede determinar la primera imagen de tu empresa»

claves-mejorar-productividad-casa

Claves que no te puedes perder para mejorar tu productividad desde casa

Trabajar desde casa puede ser tu peor problema o tu mejor alternativa, según lo manejes; ya que, tanto en la oficina como en el hogar puede haber distracciones externas que eviten que seas todo lo productivo que deseas.

Si a ti también te ha tocado unirte a la tendencia del teletrabajo, pero sientes que entre los niños, el perro, los vecinos y las distracciones no podrás concentrarte, no te agobies; hemos preparado para ti algunas claves que no te puedes perder para mejorar tu productividad desde casa.

Organízate como si tuvieras que ir a la oficina

Puedes levantarte incluso más temprano, previendo cualquier distracción que pueda presentarse durante el día. Mientras antes comience tu rutina, más productivo serás y le darás menos tiempo a la pereza a que se apodere de ti.

Programa el despertador, prepara café y, si es posible, vístete como si fueras a salir. Mientras menos comodidad sientas, más comprometido estarás al cumplir tareas y horarios.

Y hablando de tareas, organízalas como lo harías en la oficina. Una de las soluciones para teletrabajadores más efectivas es dividir las tareas del hogar y las de tu empresa. Por ejemplo, puedes utilizar asistentes de tareas y recordatorios para saber qué debes hacer durante el día y cómo lo llevarás a cabo.

Si creas un horario no dejes largos lapsos de tiempo libre dentro de tu rutina que puedan distraerte y entretenerte.

Adapta un espacio para trabajar

Aunque sea más cómodo trabajar en casa, asegúrate de acomodar tu escritorio o tu ordenador en un espacio donde puedas llevar a cabo todas tus tareas tranquilo; sin ruidos, desorden o distracciones externas. 

Olvídate de tumbarte en la cama o el sofá; si ves que no te resulta trabajar en casa, siempre tienes la opción de salir a la biblioteca o una cafetería para aprovechar mejor tu día. Procura ir a sitios donde haya mejor señal o conexión Wi-Fi para acceder con mayor facilidad a la información.

Por supuesto, esto solo sería algo provisional, mientras adaptas un espacio adecuado para trabajar.

soluciones-teletrabajadores

Evita las distracciones

Uno de los mayores problemas del teletrabajo son las distracciones a las que estamos propensos todos los días: Redes sociales, familiares, llamadas, tareas del hogar, etc. Para que no te pillen desprevenido, puedes organizarte de la siguiente manera:

Mantén la mente activa: Si eres de los que necesita hacer varias cosas a la vez, puedes “distraerte” con una segunda actividad que te permita enfocarte en tu trabajo. Y sí, aunque suena descabellado, esto te ayudará a mantener tu ritmo de trabajo en lugar de distraerte con todo. Puedes poner la radio o algún podcast, por ejemplo.

Olvídate de las redes sociales: Para que no desvíen tu atención de más, intenta cerrar todas las sesiones en tus cuentas que no sean para trabajar. También puedes abrir pestañas de incógnito donde no recibas notificaciones o similares.

Marca tus límites de espacio: asegúrate de dejar claro a todos los que vivan contigo que deben respetar tus horarios y tu espacio de trabajo; es importante que sepan que, aunque estás en casa, debes seguir trabajando. Si sigues el horario que tenías en la oficina, podrás enseñar a tu familia a que se adapte a estas normas.

– Finalmente, no pienses que, por estar en casa diversificando tus tareas, no mereces tener un tiempo de distracción y de relax. Por el contrario, mientras más despejado estés, más facilidad tendrás para concentrarte en el siguiente objetivo. De igual forma, trata de que ese momento de ocio no implique tener una pantalla delante; cierra los ojos, sal a dar un paseo, toma el aire, etc.

Planifica tus tareas y actividades 

Como habíamos mencionado antes, puedes adaptar una agenda con todas los pendientes y objetivos que quieras cumplir. Esto incluye lo siguiente:

Registros: Llevar un control de lo que hiciste el día de hoy y de lo que debes hacer mañana te ayudará a poner manos a la obra más rápido. Por eso, es fundamental planificar con antelación para sentirse menos perdido al día siguiente. 

Comida: No es secreto para nadie la cantidad de tiempo que perdemos al preparar el desayuno, el almuerzo y la cena. Por eso, puedes preparar por la noche la comida del día siguiente,  para no malgastar tiempo o energía en otras tareas durante tus horas laborales.

Externaliza tu servicio de llamadas con STK: sabemos que atender todas las llamadas puede afectar negativamente a tu rendimiento. Por lo que evita ser interrumpido constantemente con un servicio de atención de llamadas que de respuesta a tus necesidades laborales. 

En concreto, en STK contamos con un servicio de contact center para trabajadores con el que podrás centrarte solo en las tareas más importantes.  

– Otra manera de mejorar tu productividad y organización es trabajar simultáneamente con dos pantallas; una para escribir y otra para buscar información. De este modo no acumularás pestañas que ralenticen el funcionamiento de tu ordenador.

Comprométete a cumplir todo y más

Toma en cuenta que la mayoría de las veces el tiempo calculado en una tarea siempre suele sobrepasar lo esperado. Por eso, si te exiges más allá de tus limitaciones, podrás superar tus expectativas y mejorar tu productividad, indudablemente.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin