No hay mayor ahorro que un servicio de secretaria virtual con calidad.

Últimamente están surgiendo servicios de atención de llamadas que no son lo que parecen.

Escribimos estas líneas con conocimiento de causa ya que recientemente hemos recibido nuevos clientes que venían de una mala experiencia con un servicio de que alardeaba de ser muy barato, incluso gratis los primeros meses. Muchos de estos clientes se decantaron por un servicio que les regalaba un periodo de tiempo gratis pero luego se lo cobraban por otro lado; una práctica que está más extendida de lo que parece.
La externalización de servicios tiene un gran beneficio que es el ahorro de costes pero, de ninguna manera, este factor debe influir en la calidad del servicio y esto es lo que está pasando actualmente. Un servicio de secretaria virtual de calidad tiene un precio e intentar convencer al cliente de que se mantiene esa calidad tirando los precios por los suelos es, cuanto menos, no hablar claro. STK intenta ir siempre con las cartas sobre la mesa y tratamos de facilitar toda la información necesaria antes de iniciar nuestra relación comercial con un nuevo cliente. Con este objetivo hemos hecho una lista de indicadores que pueden ser útiles a la hora de descubrir servicios que difícilmente cumplirán lo que prometen:

  • Grandes elementos visuales anunciando algo gratis: tenga en cuenta que si alguien está dispuesto a regalar algo es siempre con alguna contrapartida. Es muy habitual encontrarse sorpresas en la factura o incluso permanencias que obligan a quedarse con el proveedor.
  • Posibilidad de contratar el servicio en unos pocos clicks: tenemos una gran trayectoria en el mercado y sabemos que estos servicios requieren un estudio pormenorizado de la estructura y necesidades de cada empresa.
  • Servicios pre-pago: la calidad de atención de su empresa no puede ir ligada a cuanto saldo queda en una cuenta. Muchas empresas usan este tipo de argumentos para obligar a sus clientes a ir recargando continuamente en vez de evaluar el consumo de cada empresa.
  • Argumentos en contra de los trabajadores internos: muchas veces un servicio externo es más económico que ofrecerlo desde su propia empresa pero, en ningún caso, es una buena práctica utilizar argumentos de venta que menosprecien el valor de sus empleados ni de sus situaciones personales (vacaciones, bajas, maternidad…).
  • Origen geográfico del servicio: aunque las operadoras sean de nuestro país muchas veces es un servicio ofrecido a muchos kilómetros de distancia con el prejuicio de calidad tanto técnica como de atención. Es muy habitual operar desde sitios remotos y vender el servicio como nacional.
  • Webs y promociones clonadas para distintos países: cada país tiene sus peculiaridades en cuanto a atención telefónica por lo tanto difícilmente se ofrecerá un servicio a granel para distintos países. Lo mejor es dedicar algo de tiempo para comprobar si el servicio se ofrece en otros países o si encontramos páginas webs clonadas en distintos idiomas.

Los que nos dedicamos de forma profesional y seria a ofrecer el servicio de secretaria virtual estamos muy habituados a este tipo de empresas pero, desgraciadamente, no todos los clientes se dan cuenta a tiempo. Invertir unas horas en estudiar a cada proveedor antes de tomar una decisión, evitando dejarnos llevar por lo más económico a las primeras de cambio, es vital para poder contratar un servicio externo de calidad y que resulte beneficioso para nuestra empresa.
¿Has tenido alguna mala experiencia? Cuéntanosla en info@atenciondellamadas.net / 931 860 171

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin