Con la llegada de las vacaciones para muchos padres comienzan los problemas. Si durante todo el año hay que hacer auténticos malabares con el tiempo para poder conciliar trabajo y paternidad o maternidad, cuando llega el verano y los niños dejan de ir a la escuela todo se complica. Por eso, os ofrecemos algunos tips para combinar el trabajo y las vacaciones de los más pequeños.

1) Trata de combinar tus horarios y los de tu pareja

Muchas parejas se cogen las vacaciones por separado para poder aprovechar al máximo el tiempo y que siempre esté uno de los dos con sus hijos. Si ninguno de los dos tiene vacaciones, al menos poder combinar los horarios para atender sin problemas a los niños. Si uno de los dos es autónomo y puede realizar parte de su trabajo en casa siempre será una ayuda.
Siempre que sea posible, hay que tratar de que al menos una semana toda la familia pueda estar de vacaciones juntos para disfrutar de tiempo en familia y de ocio de calidad, hacer algún viaje o simplemente ir a la playa o a la piscina. Lo ideal sería que la pareja también pudiera pasar unos días a solas. Planificad el verano de antemano y con un gran planning para así compaginar mejor todas las fechas y analizar todas las posibilidades.

2) Consigue más tiempo libre gracias a un servicio de atención de llamadas

Hemos hablado de los autónomos que trabajan en casa y algo que saben bien estos profesionales es el tiempo que cada día dedican al teléfono. Llamadas para preguntar cosas generales, para pedir una cita o para solicitar un presupuesto que hacen que haya que dejar de atender al trabajo que se está haciendo en ese momento. Al final, la jornada laboral se prolonga siempre más tiempo del necesario.
Con un servicio de atención de llamadas se obtiene un doble beneficio, por un lado el autónomo puede centrarse en su trabajo sin tener que preocuparse por el teléfono que será atendido por un equipo altamente profesional y bien preparado. Por otro, el tiempo que dedique a su familia no tendrá que elegir entre estar siempre pendiente del teléfono o perder oportunidades laborales. Si hay algo peor que no pasar una tarde con la familia es estar con ellos pero atendiendo el teléfono todo el rato.
Todas las llamadas serán atendidas y más tarde, o en el momento en que el autónomo desee, puede consultar el historial de llamadas, ver qué recados tiene y contestar pudiendo así optimizar al máximo su tiempo.

3) Infórmate sobre los campamentos de verano en tu ciudad

Los campamentos de verano son una fantástica solución cuando nadie puede estar con los niños en el horario laboral de mañana. Se organizan en muchas ciudades y muchos son gratuitos o muy económicos porque están subvencionados por ayuntamientos y diputaciones. También hay campamentos organizados por otras asociaciones como los deportivos, los de arte y muchos más.
Hay campamentos que se orienta a diferentes edades, ya que, en algunos casos, cuando los niños son demasiado pequeños, no pueden realizar las mismas actividades que otros más mayores, pero sí pueden participar cuando se juega en ludotecas especializadas. Las ludotecas también organizan pequeños campamentos que cuentan con personal especializado en los más pequeños.

4) Campamentos para los más crecidos

Y si los pequeños tienen espacios pensados para ellos, los que ya son un poco más crecidos tienen otras posibilidades de ocio con campamentos a los que pueden anotarse y que se suelen llevar a cabo en zonas rurales. Los hay de muchos tipos, incluso para sumergirse en el aprendizaje del inglés sin tener que ir a Inglaterra. Las granjas escuela tienen también mucho éxito entre los niños.
Los hay con diferentes duraciones y es la mejor opción para que el niño pueda hacer determinadas actividades y disfrutar de unas vacaciones de verdad cuando los padres no tienen vacaciones o incluso para que estos tengan unos días para ellos mismos.

5) Estudios y clases de refuerzo

Aunque lo recomendable es que los niños desconecten de los estudios al menos durante dos o tres semanas en verano, tampoco es bueno que se pasen tres meses sin hacer absolutamente nada. En verano se puede aprovechar para que, al menos por las mañanas, vayan a clases de refuerzo en aquellas materias que tienen menos preparadas o aprovechen para profundizar en estudios que pueden venirles muy bien de cara al futuro como los relacionados con música, idiomas o nuevas tecnologías.

Atencion de llamadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies