Microeconomía y la #PYME: generando riqueza.

Que autónomos y pequeñas empresas son un gran elemento de nuestra economía no es un secreto, lo que sí parece ser menos evidente es la importancia de los pequeños mercados. Y con pequeños no nos referimos al tamaño o la importancia sino más bien al ámbito geográfico ya que, según un estudio, tras una etapa de urbanización masiva lo que queda son núcleos urbanos listos para demandar servicios. O lo que es lo mismo: clientes que necesitan productos o servicios en su zona geográfica.
Aunque parezca difícil de creer no suelen ser las grandes empresas las que llenan ese vació de oferta sino las PYMES que, como un gran circuito de raíces, van nutriendo la economía a base de trabajo duro y sobre todo una inversión de tiempo muy importante, ya que sus recursos son limitados.
Según el anterior estudio:

A pesar del papel de la importancia estratégica de las ciudades menos del 20% de los altos ejecutivos mira más allá del nivel nacional en el momento de tomar decisiones en relación a la oferta y la demanda.

Cada día es más común para nosotros recibir a pequeños empresarios y profesionales liberales cuyo secreto es conocer al dedillo su ciudad, es decir su zona geográfica objetivo. Aunque, según sus propias palabras, eso requiere mucho tiempo que muchas veces se resta a otras funciones: no tengo tiempo para coger el teléfono dicen. Nosotros contestamos siempre con la misma pregunta: ¿qué se te da mejor contestar el teléfono o hacer tu trabajo?
La frenética actividad de una PYME que necesita pelear cada día para mejorar y crecer es lo que hace que se mueva el mundo pero hay que tener claras las prioridades: el tiempo es limitado mientras que las posibilidades de crecimiento si externalizan determinados servicios pueden ser ilimitadas.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin