Profesionales en atención telefónica «Una llamada telefónica puede determinar la primera imagen de tu empresa»

Hombre que sufre estrés

El estrés, uno de los retos principales que sufren las empresas

Uno de los factores que mayor influyen en el estado de ánimo de los trabajadores es el estrés. 

El estrés laboral continúa siendo uno de los principales desafíos a los que se enfrentan las empresas y compañías ya que interfiere en la consecución de los objetivos marcados. Ser productivos es una necesidad, pero no se puede conseguir si los niveles de estrés de las personas en el trabajo es elevado. 

Y…

¿Cómo se produce el estrés? 

Existen muchos factores que pueden ser las principales causas del estrés laboral. Aunque, algunas de las más comunes son:

  • Cambio de prioridades. 
  • Sensación de falta de tiempo. 
  • Clima laboral deficiente. 
  • Acumulación de tareas.
  • Interrupción constante.   
  • Continuas llamadas telefónicas. 
Mujer que está sufriendo estrés

¿Cómo reducir el estrés de tus empleados? 

Y, llegados hasta aquí, seguro que te estarás preguntando, ¿qué se puede hacer para reducir el estrés? Pues bien, existen muchas técnicas que ayudan a sobrellevar mejor la carga laboral sin repercutir en la salud de tus empleados. Y aquí van unos consejos, aunque estamos seguros que ya habrás oído hablar de ellos. 

#1. Priorizando y reorganizando

Una de las principales claves a la hora de reducir el estrés en el trabajo es organizar bien las tareas según el nivel de prioridad que exijan. Porque no es lo mismo contestar los correos (sin ser urgencias), que ejecutar un trabajo que influye directamente en la confianza que tengan tus clientes o usuarios con tu negocio. 

Así que te recomendamos que reestructures los días según estas prioridades y dejes para otro momento del día o de la semana el resto de quehaceres menos significativos. 

#2. Delegando las tareas menos importantes

Y, teniendo en cuenta el punto anterior, queremos ir un paso más allá. Siempre se pueden delegar aquellas tareas que no necesitan de los conocimientos o la experiencia de una persona para poder desarrollarlas. De esta manera, la persona en cuestión, ganará tiempo, podrá focalizar sus esfuerzos en aquellos trabajos más valiosos o urgentes, mientras otra persona se hacer cargo del resto. 

Se reduce así la carga de trabajo, lo que tiene un impacto directo en el nivel de estrés que puede llegar a tener cualquier empleado durante su jornada laboral.    

#3. Fijarse objetivos claros y asumibles diarios

Igualmente, es importante tener en cuenta que para no llegar a priorizar, delegar y reorganizar constantemente es necesario establecer unos objetivos realistas, claros, asumibles y sencillos. Así como abandonar el ‘multitasking’ para no sobrecargarse y sentir estrés de manera habitual. 

Hay que ser realista y pensar realmente en nuestras cualidades y capacidades a la hora de asumir tareas ya que es satisfactorio ver como se van cumpliendo objetivos de manera constante. 

Hombre que está sintiendo estrés laboral

#4. Realizar tiempos de descanso durante la jornada laboral

Otra técnica para reducir los niveles de estrés en el trabajo es realizar pequeños descansos entre una tarea y otra. 

Aunque puede parecer contradictorio, el descanso en el trabajo es tan importante como una buena organización o alimentación. Con 7 u 8 horas de sueño al día no es suficiente para estar activo y en forma durante todo el día. Hay que hacer períodos de descanso de unos 5 o 10 minutos cada cierto tiempo para recargar pilas y volver con energía. 

Pues, no solo es más sencillo sobrellevar la carga de trabajo habitual, sino que es fundamental para ser más productivo y ver las cosas desde otra perspectiva.  

#5. Contratando un servicio externo de Secretaría Virtual 

Y, por último, se puede reducir el estrés contratando un servicio de Secretaría Virtual o de atención al cliente ya que el constante recibo de llamadas telefónicas de clientes o usuarios es uno de los principales factores que afectan directamente al estado de ánimo de tus empleados y el estrés que sienten.   

La interrupción continua de los quehaceres habituales tiene un impacto negativo para lograr objetivos a corto, medio y largo plazo. Por lo que contratar un servicio externo, profesional y de calidad para que se haga cargo de todas estas llamadas, así como de otras tareas como la gestión de la agenda, es una de las mejores opciones. 

Y tú, ¿quieres reducir el estrés de tus empleados y ser más productivo? 
Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Descubre cómo podemos ayudarte con nuestros servicios externos de atención de llamadas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados