outsourcing

Cuando los propietarios de las PYMES oyen hablar de extravagantes términos en inglés como el outsourcing suelen tender a poco menos que ignorarlos. Ya sea porque no están familiarizados con ellos, o por que los ven como una moda pasajera, existe cierta resistencia ponerlos en práctica, pero lo cierto es que son rentables independientemente del tamaño de la empresa.

Gran parte de nuestro trabajo consiste en acercar nuevos modelos productivos a negocios familiares y pequeñas y medianas empresas y siempre explicamos las ventajas del outsourcing, o lo que es lo mismo: ahorrar tiempo y dinero contratando un servicio externo.

Externalizar servicios es una práctica tan antigua casi como los mismos negocios y puede marcar una diferencia importante con respecto a los competidores e incluso puede marcar la línea entre hacer crecer el negocio o estancarse por falta de recursos.

Generalmente el público mayoritario la conoce aplicada a ámbitos productivos mientras que en términos de atención al cliente y gestión de información parece estar reservada a las grandes multinacionales. Nada más lejos de la verdad. Los factores más importantes para estudiar la posibilidad de externalizar parcial o totalmente trabajos de departamentos como el de administración comercial o atención al cliente a través de un servicio de secretaria virtual, son los siguientes:

  • Tiempo: la PYME por naturaleza se caracteriza por tener una mayor adaptación que las grandes corporaciones y por lo tanto disponer de un tercero que nos permita dedicar más tiempo a las decisiones importantes del día a día es crucial.
  • Dinero: externalizar no significa podar nuestra plantilla hasta lo imposible sino que tiene que ser enfocado como un sistema que permite un retorno de la inversión elevado sin la necesidad de correr grandes riesgos.
  • Calidad: aunque quisiéramos no sabemos hacer de todo. Cuando un pequeño-mediano empresario entiende esto estará un paso por delante de la competencia; confiar en un tercero para determinadas tareas complejas le garantizará enfocarse más en lo que realmente sabe hacer y eso siempre lo agradecerán los clientes.

Desde hace años llevamos numerosas cuentas de negocios familiares y PYMES que no sabían que era eso del outsourcing, pero que en su día apostaron por externalizar parte de sus procesos de negocio como fórmula para aumentar los beneficios de sus empresas sin realizar grandes inversiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies