Profesionales en atención telefónica «Una llamada telefónica puede determinar la primera imagen de tu empresa»

reduce-costes-mientras-mejoras-tu-atencion-profesional

Reduce costes mientras mejoras tu atención profesional

La rentabilidad en una empresa o negocio es clave para su crecimiento y propio desarrollo. Todos buscan maximizar su inversión para obtener beneficios económicos como resultado final a todo el trabajo realizado. Y reducir los costes y aumentar la productividad son dos variables que todas las firmas siguen con gran interés, independientemente de su tamaño o el número de empleados. 

Sin embargo, en la mayoría de ocasiones estos objetivos son incompatibles con un buen clima laboral, en el que los empleados se sientan cómodos con sus tareas diarias. La crispación y el estrés aparecen cuando no existe una buena estandarización de los procesos productivos, que se extiende a los clientes con una mala atención profesional. Lo que se traduce en una mala imagen de la marca, por consiguiente, una reducción de las ventas y, en definitiva, pérdidas económicas.   

Es por esto que las empresas requieren de una constante mejora en todos sus métodos y tiempos de procesos que garanticen un servicio de atención de calidad y profesional, en el que todos los usuarios se sientan satisfechos y contentos por el trato recibido. 

Pero, ¿cómo hacer para reducir los costos de una forma eficiente sin que peligre la calidad? Aquí os dejamos algunas recomendaciones: 

Optimiza tus procesos 

Para esto es necesario realizar un análisis de nuestro propio negocio y prestar especial atención a diferentes elementos: por una parte, a los procesos en los que mi negocio destaca frente a la competencia, es decir, dónde realizamos un buen trabajo. Y, tal vez, lo más importante, qué tareas no aportan valor, dificultan el transcurso de la labor diaria y conllevan una pérdida de tiempo y de esfuerzo. 

Con esto, resulta importante conocer en profundidad nuestro propio sistema de producción y establecer los puntos en los que este es más débil y empeora la calidad. Si esto ocurre, una buena solución pasa por eliminar estos procesos y, así, reducir los tiempos totales. Sin embargo, en la externalización está la clave para ganar competitividad en la empresa o, en mantenerla, si ya la tienes. 

En muchos negocios la gestión de llamadas queda en un segundo plano, aunque siga consumiendo grandes intervalos de tiempo, interrumpa la productividad de los empleados y, al final, no ofrezca una buena atención. 

Si te encuentras en esta situación, externalizar el servicio de llamadas puede ser una buena opción para ti o tu negocio. En STK contamos con una gran cartera de servicios de gestión de llamadas profesional y de calidad. ¡No dejes que tus clientes se lleven de ti una mala imagen! 

Mejora la calidad 

Como ya hemos avanzado, en la calidad de servicio está la clave para conseguir el éxito y obtener grandes beneficios. Y mantener una buena relación con los clientes es un factor fundamental e imprescindible para este propósito. 

Apuesta por un servicio que genere valor, satisfacción y complicidad a tus clientes, quienes se sentirán contentos con el trato recibido y se convertirán en los mayores valedores de tu marca. Es conocido que una valoración negativa se extiende con mayor rapidez que un comentario bueno, por lo que es necesario cuidar la atención de tus clientes desde la primera llamada

¿Cómo lo puedes conseguir si no tienes tiempo y te supone mucho esfuerzo? ¡Fácil! Externaliza este servicio a un precio económico y reduce costes. En STK contamos con un gran número de profesionales formados en tu empresa para que respondan con rapidez y profesionalidad a las preguntas de tus clientes.

No sólo tomamos nota y enviamos los recados, también damos información básica sobre productos o servicios con el objetivo principal de evitar recibir una segunda llamada improductiva. Por ejemplo, el horario de consulta de una clínica o el precio de un producto. 

Aunque, también es importante señalar de que todo no se puede pasar a terceros. En lo que realmente está el valor de nuestro negocio y la diferenciación frente a la competencia debemos mantenerlo bajo nuestro control. 

El proceso de externalizar sólo debe tomarse cuando este sea beneficioso y aporte valor añadido, tanto a la empresa como a los clientes. Así, ganaremos tiempo, eficiencia, productividad y calidad.   

Ahora ya sabes cómo reducir costes mientras mejoras tu asistencia profesional a los clientes. Cuenta con nosotros y descubre qué podemos hacer por ti en nuestra web. ¿Estás preparado para ganar tiempo y dinero? 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin