Mejorar el departamento comercial: casos reales.

Los departamentos comerciales son en muchos sectores la pieza clave para la empresa. Dotan a nuestra empresa de ojos, oídos, voz y manos y, por lo general, son uno de los engranajes más a tener en cuenta y que más hay que cuidar.

Sin embargo el hecho de combinar trabajadores en ruta y trabajadores en las oficinas, además de que se suelen usar distintas herramientas de organización, hace que aparezcan inconvenientes, obstáculos o pérdidas de productividad en la labor del departamento y, por consiguiente, de la empresa. A continuación queremos exponer varias situaciones reales en las que tuvimos que trabajar a fondo para facilitar la tarea comercial de varios clientes nuestros.

  • PROBLEMA: Errores en la cadena de pedidos.
  • SOLUCIÓN: Estandarizar las herramientas informáticas que fueron especialmente diseñadas para la actividad y tamaño del cliente.
  • MEJORAS: Los comerciales en ruta y los trabajadores de la oficina hablaban el mismo lenguaje, por así decirlo. No había huecos en el sistema y se redujeron drásticamente los errores y retrasos en la entrega de pedidos.
  • PROBLEMA: Al no tener personal de oficina, los comerciales debían estar en contacto con la central logística que, muchas veces, acusaba cierto caos al tener varias personas de contacto de la misma empresa y cada una con distintos niveles de conocimientos sobre logistica.
  • SOLUCIÓN: Crear un paso intermedio, que externalizado mediante STK era mucho más económico que un puesto de trabajo, para que actuara como central de pedidos.
  • MEJORAS: La empresa de logística comenzó a trabajar correctamente ya que la central de pedidos externa estaba especializada en tráfico de mercancías. Además los comerciales ganaban tiempo y se podían dedicar más a los clientes.
  • PROBLEMA: Desorganización entre un gran número de comerciales.
  • SOLUCIÓN: Crear y gestionar una agenda común en tiempo real con avisos por SMS, email y llamadas.
  • MEJORAS: Aunque el número de comerciales continuó aumentando cada trabajador iba completamente al día con sus tareas, las de los demás y las comunes. Se ganó muchísimo en productividad, en reducción del estrés laboral y en consecución de objetivos.
  • PROBLEMA: Problemas de feedback y de conocer la opinión real de los clientes rspecto a la empresa o el servicio.
  • SOLUCIÓN: Lanzar una campaña de captación de información y sugerencias mediante profesionales especializados.
  • MEJORAS: Los clientes eran mucho más sinceros con las encuestas realizadas por terceros que por el personal de la propia empresa, ya que si tenían observaciones que formular sobre la cadena comercial normalmente al personal de dicha cadena no se las mencionaba. Así se fue captando una valiosísima información para futuras campañas o servicios.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin